Una molécula endógena con propiedades excepcionales



Fue mientras estudiaban la molécula SDKP, naturalmente presente en todo organismo vivo, cuando los grandes investigadores se dieron cuenta de sus increíbles propiedades regeneradoras, entre las que destacan la reparación de fibras cardíacas o la cicatrización de tejidos dañados o quemados.

El “efecto mariposa” de Maege. Es suficiente una cantidad muy pequeña de molécula SDKP para reactivar el mecanismo natural de regeneración de la piel. La acción es sinérgica en todos los objetivos cutáneos.



Las propiedades del SDKP



  • • Lucha contra el envejecimiento celular : acción sobre los Sirts.
  • • Renovación celular: acción sobre las células madre de los fibroblastos y los queratinocitos.
  • • Cohesión celular : acción sobre la fibronectina.
  • • Hidratación : acción sobre los GAGs, especialmente sobre la producción de ácido hialurónico.
  • • Resistencia y flexibilidad de los tejidos. Acción sobre los colágenos.
  • • Barrera : acción sobre las proteínas de uniones oclusivas.
  • • Protección : acción sobre los queratinocitos.